English

Las 5 haciendas más emblemáticas de Mérida

Lifestyle

25/7/2020

Las haciendas en Mérida son atractivos turísticos que no te puedes perder, ya que son un claro ejemplo del derroche de cultura e historia que tiene esta ciudad.

Por eso no es de extrañarse que muchos turistas decidan hacer un tour por las principales, o que incluso decidan hospedarse en aquellas que se han convertido en hoteles.

Para que en tu próxima visita puedas disfrutar de ellas, te hemos preparado una lista con las haciendas más emblemáticas en Mérida y sus alrededores.

¿Qué es una hacienda?

¿Te has preguntado qué es una hacienda? ¿Cuáles son sus características? ¿Cómo son en la actualidad en Mérida? Antes de empezar con la lista te hablaremos de ello de forma breve.

Entonces, cuando hablamos de haciendas nos referimos a un sistema de origen español, que consiste en un conjunto de bienes ubicados en un terreno muy grande, en donde se practica agricultura —o ganadería— y en el que viven tanto el dueño como los trabajadores.

Exterior de la Hacienda Xcanatún.
Por lo general estas se encontraban apartadas de la ciudad, estaban muy bien equipadas para el trabajo y su arquitectura sigue teniendo gran valor.

Su estructura se divide en: la casa principal —en donde vive el hacendado—, las viviendas de los trabajadores, las construcciones destinadas al trabajo, el terreno amplio y en algunas hasta podría haber una capilla.

En la actualidad muchas de las haciendas no trabajan como lo hacían antaño; algunas están operativas, mientras que otras se han convertido en hoteles y sitios turísticos en donde puedes aprender más sobre la historia de Mérida en la época colonial.

A continuación te diremos cuáles son las mejores para visitar tanto en la ciudad como en sus alrededores.

1. La Hacienda San Ildefonso Teya

La primera es una de las favoritas de los residentes de Mérida: San Ildefonso Teya, o también conocida solo como Hacienda Teya.

Este lugar es perfecto para ir un fin de semana a comer con tu familia, mientras te relajas y disfrutas del espectacular paisaje.

En sus inicios se dedicó a la ganadería y la agricultura, sin embargo, hubo un tiempo en el que se le abandonó por completo provocando que todos sus edificios se deterioraran en gran medida.

Y fue en 1974 que se vendió la hacienda a Jorge Carlos Cárdenas, quien decidió iniciar un proceso de restauración completo que duró unos 20 años.

La Hacienda San Ildefonso Teya.
En la primera etapa se habilitaron solo los jardines junto con el campo, y unos años después —en la segunda etapa— se repararon por completo los edificios.

¿Y qué es de la Hacienda Teya hoy en día?

Gracias a todo ese proceso, esta cuenta con un restaurante especializado en la comida típica yucateca y renta de espacios para eventos, ya sea en uno de sus salones climatizados o al aire libre.

De hecho, si estás a punto de casarte, esta es una de las haciendas para bodas en Mérida a las que puedes acudir.

¿Y en dónde se encuentra? ¿Cómo puedes llegar? Para llegar desde el centro de Mérida solo tienes ir al este —rumbo a Kanasín—, seguir la Carretera Costera del Golfo por unos 13 kilómetros y habrás llegado.

El horario del restaurantes es a partir de las 12:00 a las 18:00 horas, todos los días de la semana.

2. Hacienda Misné

¿Quieres visitar Mérida y todavía no tienes dónde quedarte? ¿Quieres tener los mismos servicios de un hotel? Entonces la Hacienda Misné te va a interesar.

Como muchas de las haciendas en Mérida, antes de convertirse en un atractivo turístico se dedicaba a la agricultura y la ganadería en el siglo XVIII, para después ser abandonada por un tiempo.

Después se compró, y en el 2007 se terminaron las remodelaciones que la adaptaron al hotel que es en la actualidad.

Hacienda Misné.
Una de sus principales características es la combinación del estilo colonial —y gótico en algunas partes— junto con los lujos y comodidades que brinda un hotel como tal.

Algo que llama mucho la atención de este lugar es que sus habitaciones están distribuidas en un hermoso oasis natural.

¿Y qué más te puede ofrecer? Aquí puedes encontrar una alberca, restaurante, spa, y servicios de eventos; desde bodas, reuniones, cumpleaños, etc.

La Hacienda Misné se encuentra hacia el este de la ciudad, tomando el mismo camino que si fueras a la San Ildefonso Teya, pero un poco antes de llegar a periférico.

Dicha ubicación es ventajosa al momento de querer desplazarte, ya que así puedes llegar de forma fácil al Centro Histórico, al aeropuerto y a los centros comerciales del norte.

Sin ninguna duda, esta hacienda es una elección ideal si quieres sumergirte en la historia y cultura de Mérida mientras disfrutas de tus vacaciones.

3. La Hacienda Xcanatún

¿Quieres un lugar para descansar y que esté cerca de los principales puntos turísticos de Mérida? Entonces tienes que ir a la Hacienda Xcanatún.

En realidad se tienen muy pocos datos históricos sobre ella; lo que sí se sabe es que empezó a construirse alrededor del 1800 y que por mucho tiempo se dedicó a la industria henequenera.

La Hacienda Xcanatún.
Después de que se comprara y se renovara, se convirtió en una de las haciendas con servicios de hotel que combina lo colonial con lo moderno.

Una de las grandes ventajas de la Hacienda Xcanatún es que se encuentra en el norte de Mérida, por lo que tienes fácil acceso a los centros comerciales de la zona, a los restaurantes, al Gran Museo del Mundo Maya y hasta la playa de Progreso.

De hecho, si quieres hacerte una idea de cómo sería vivir en una residencial en Mérida, puedes hospedarte en esta hacienda y experimentar todos sus beneficios.

¿Y qué cosas tiene para ofrecer?

Tiene varios tipos de suites muy lujosas, dos albercas, un restaurante de comida típica yucateca, área de juegos infantiles, jardines amplios, un spa, lobby bar, gimnasio, sala de juntas y hasta una capilla.

4. La Hacienda Temozón Sur

La Hacienda Temozón Sur fue una de las más importantes de Yucatán, pues se dedicaba al cultivo y a la exportación de fibra a Estados Unidos.

Y gran parte de su atractivo consiste en su arquitectura de estilo señorial, y en la conservación de los elementos que recuerdan su pasado como procesadora de fibra, como es el caso del salón de las máquinas.

En cuanto a las amenidades puedes disfrutar de lujosas habitaciones, ir a comer en su restaurante de comida internacional, visitar la biblioteca, estar en la terraza o nadar en la piscina.

La Hacienda Temozón Sur.
Esta hacienda se encuentra un poco más lejos que el resto de la lista, ya que para llegar a ella tienes que ir al municipio de Abalá al sur, a unos 40 kilómetros del aeropuerto de Mérida.

Si lo que buscas es poder estar un poco lejos de la ciudad, sentirte en contacto con la naturaleza, relajarte y a la vez disfrutar de las amenidades, esta es una de las mejores opciones para ti.

5. La Hacienda Sotuta de Peón

¿Quieres viajar al pasado y ver cómo eran las haciendas de antaño? Con la Hacienda Sotuta de Peón tienes la oportunidad de hacerlo, pues es de las pocas henequeneras que todavía producen.

Como ya te has de imaginar, su historia es bien conocida y muy interesante; esta se construyó en los últimos años del siglo XIX y durante 15 años —entre 1901 y 1916— fue el principal productor de fibras duras en todo el mundo.

En la actualidad no solo continúan con su trabajo, sino que han añadido un tour y varios tipos de servicios, para que las personas conozcan más acerca de las hacienda, de su proceso de producción, y que pasen un buen día.

¿Y en qué consiste dicho tour? A grandes rasgos, el recorrido del tour es el siguiente:

  • Empieza con un paseo sobre rieles, que se hace en unas plataformas de madera que son tiradas con la ayuda de mulas. Gracias a esto es posible observar los henequenales en todo su esplendor.
  • Después vas al edificio principal, la Casa Maya, en donde eres recibido por un guía con mucha experiencia, que te cuenta relatos y datos curiosos muy interesantes sobre el lugar.
  • Y luego toca una visita a la fábrica, para que tengas la oportunidad de apreciar tanto la maquinaria antigua como la nueva, y aprender en qué consiste el proceso de transformación de la fibra.

La Hacienda Sotuta de Peón.
Uno de los servicios con los que cuenta es la renta de espacios para eventos en el jardín, como bodas, además de un restaurante que ofrece distintos platillos regionales.

Y como ya te hemos mencionado en varios artículos, hay una gran cantidad de cenotes cerca de Mérida que puedes visitar, y una de esas joyas ocultas se encuentra en esta hacienda.

Estamos hablando del cenote Dzul-Há, un cenote cerrado de aguas cristalinas que tiene estalactitas, estalagmitas, y que está totalmente habilitado para nadar.

Por eso nuestra recomendación es que lleves un traje de baño cuando vayas, para que no te pierdas la oportunidad de disfrutarlo.

¿Y en dónde queda esta hacienda en Mérida? Esta se encuentra —al igual que Temozón Sur— a las afueras de la ciudad, al sureste en el municipio de Tecóh para ser más exactos.

¿Qué otros lugares visitar en Mérida?

Las haciendas de Mérida son lugares que tienes que conocer sí o sí, ya sea que estés de visita o que vivas aquí desde hace varios años.

La buena noticia es que no son los únicos puntos de interés, ya que una de las ventajas de Mérida es que siempre tiene algo para cada gusto; desde los centros comerciales hasta los lugares destinados al arte y cultura.

Por eso te enlistamos algunos de los lugares turísticos de Mérida que puedes visitar, además de las haciendas:

  • El Centro Histórico: Aquí puedes encontrar Plaza Grande —el principal parque de la ciudad—, junto con el Palacio de Gobierno, la Catedral de San Ildefonso, el Centro Cultural Olimpo, varios de los museos, distintos tipos de tiendas, restaurantes, cafeterías, etc.
  • Paseo Montejo: Es una de las avenidas principales de Mérida, famosa por ser un lugar cultura y de entretenimiento, en el que encuentras una gran variedad de establecimientos y edificios históricos emblemáticos como el Palacio Cantón.
  • Los parques del centro: Que son parte importante del Centro Histórico, y en donde puedes pasar la tarde descansando o visitando algunos de los restaurantes que se encuentran cerca.
  • Los museos de Mérida: Cada uno con su propio toque personal, ya sea que hablen de los mayas, de la historia de la ciudad, de la cultura local —y nacional—, o del arte en sus diferentes facetas. Algunos ejemplos son el Palacio de la Música, el Museo Fernando García Ponce, el Museo de Arte Popular, el Museo Regional de Antropología de Yucatán, y el famoso Gran Museo del Mundo Maya.
  • Los centros comerciales: Hay gran cantidad de ellos, para todos los gustos y necesidades. Los más grandes y nuevos se localizan en el norte de la ciudad, como la Gran Plaza, The Harbor, Plaza Galerías, y La Isla Mérida.
Banner de los desarrollos de Anah en Mérida.

Está claro que no es necesario ir muy lejos para encontrar donde pasar un buen rato, pero si te gusta salir y explorar los alrededores entonces estás de suerte, pues en todo Yucatán hay sitios que te dejarán maravillado de una forma u otra.

¿Algunos ejemplos? Las distintas playas de Yucatán, el pueblo mágico de Izamal, la reserva de Celestún, los cenotes, la zona arqueológica de Chichén Itzá, de Uxmal y de Kabah.

Mérida, el lugar perfecto para vivir

Después de haber conocido las mejores haciendas y lugares turísticos, de seguro ya te haces una idea de por qué Mérida es una de las mejores ciudades del mundo.

Y no solo se trata del sinfín de actividades, entretenimiento, servicios, arte, cultura, historia y educación, sino de la seguridad y tranquilidad que solo encuentras en unas pocas ciudades.

Por eso —y por mucho más— decimos que la mejor manera de disfrutar de todos sus beneficios es teniendo un hogar aquí, o teniendo una casa de vacaciones en la que puedes descansar por más tiempo.

De esta forma podrás conocer las bellas haciendas de Mérida en cualquier momento.

Si quieres seguir enamorándote de esta ciudad te invitamos a leer nuestro artículo sobre 5 motivos para invertir en Mérida.

Invertir en Yucatán ES

Suscríbete a nuestro boletín y recibe nuestros
Tips de Inversión Inmobiliaria en tu bandeja de entrada

Artículos Relacionados

Copyright Anah Bienes Raíces