English

Ruinas en Tulum que debes visitar

Lifestyle

21/5/2020

Visitar las ruinas en Tulum es una experiencia que te conecta con la historia y cultura de los mayas.

Hay varias razones por las que la zona arqueológica de Tulum es tan interesante de explorar; entre ellas está el hecho que está muy bien conservada, por las historias que cada una de sus edificaciones nos cuenta, por la muralla que rodea toda la zona, y por supuesto, por su hermosa playa.

Es un lugar mágico que resulta imprescindible para cualquiera que quiera complementar su experiencia en la Riviera Maya.

Por eso si estás planeando tus vacaciones en Tulum —o si estás pensando en mudarte aquí—, te preparamos esta guía para que disfrutes al máximo de tu visita.

La zona arqueológica de Tulum

Primero debemos hablar de la zona arqueológica en general, para tener un panorama un poco más amplio de lo que te vas a encontrar en esta zona.

Como mencionamos en 20 cosas que hacer en Tulum, esta zona arqueológica es emblemática de la ciudad; y no es para menos, ya que la combinación de las ruinas mayas con la playa es algo que no se ve muy a menudo.

Por eso es que muchas personas que visitan dichas ruinas traen su traje de baño, para poder pasar la tarde en la playa justo después de hacer el recorrido.

Además de la playa, otra cosa que caracteriza a la zona arqueológica de Tulum es la presencia de sus murallas muy bien conservadas. Y de hecho, el nombre de Tulum significa “muralla” en maya.

Vista de la zona arqueológica de Tulum.
Investigaciones demuestran que el nombre original de este sitio era Zamá, el cual significa “amanecer”; cosa que también le viene como anillo al dedo porque desde aquí se pueden ver hermosos amaneceres.

¿Y dónde encuentras estas ruinas en Tulum? ¿Cómo llegas?

La zona arqueológica de Tulum —como su nombre lo indica— se encuentra en Tulum, Quintana Roo. Para llegar a ella desde Cancún se tiene que agarrar la carretera federal Chetumal-Cancún, y desde Valladolid la carretera 180 y después por la Chemax-Cobá.

El costo de la entrada es de 80 pesos mexicanos por persona, y el acceso es de 8:00 a 17:00 horas para las ruinas y de 8:00 a 16:00 horas para la playa.

Y no tienes que preocuparte por dónde dejar el carro, porque aunque la zona no cuenta con estacionamiento propio, hay uno de tarifa que está muy cerca.

¿Cómo prepararte?

Para toda aventura en la Riviera Maya hay que prepararse de forma adecuada, y más cuando vas a conocer una de las principales ruinas en Tulum.

Nuestra primera recomendación es que uses bloqueador solar; puesto que en esta zona no hay muchas partes con sombra por lo que estarás expuesto al sol en determinado momento.

De la misma forma para complementar el look de exploración te recomendamos llevar una gorra o un sombrero. Así ya no tendrás que preocuparte del sol e incluso podrás disfrutar de la brisa del mar.

Vista de la playa de la zona arqueológica de Tulum.
Y algo que precisamente tiene que ver con el mar es llevar traje de baño, porque ir a la playa que se encuentra en la zona arqueológica de Tulum es una oportunidad que no puedes dejar pasar.

Por último, recuerda llegar temprano para que encuentres un buen lugar en el estacionamiento, y para que tengas tiempo suficiente para explorar las ruinas en Tulum e ir a la playa. Vale la pena dedicarle suficiente tiempo a cada una de estas actividades.

1. Casa del Cenote

La primera parada se trata de la Casa del Cenote, una ruina maya que se construyó en la entrada de un cenote.

Como sabrás, los cenotes en Tulum —y en toda la península de Yucatán— fueron muy importantes para la cultura maya, porque para ellos estos eran conexiones con el mundo espiritual; y por esa razón se hacían distintos rituales relacionados a ellos.

Se cree que la Casa del Cenote también se utilizó como tumba, ya que cuando investigaron en su interior se encontraron con restos mayas.

Este cenote no es como otros de la Riviera Maya donde te puedes bañar, puesto que dicho cenote solo se llena de agua en épocas de lluvia, y no tiene las condiciones para las actividades acuáticas.

2. Templo del Dios del Viento

En las ruinas de Tulum hay varios templos dedicados a los dioses, y en este caso tenemos el Templo del Dios del Viento o simplemente conocido como Templo del Viento.  

Es la única edificación de la zona que tiene una base circular, las cuales se asocian directamente con el dios Kukulcán, señor de los vientos. Se sabe que esto es así porque dicha forma circular ofrece menos resistencia al viento, haciendo alusión al dios.

Templo del Viento en Tulum, Quintana Roo.
Este templo se encuentra cerca de la Casa del Cenote en una parte elevada, en donde se pueden apreciar vistas muy hermosas de la costa. En su interior puedes encontrar un pequeño altar maya.

3. Gran Palacio

Después tenemos al Gran Palacio, que de igual forma se le conoce como “Casa de los señores” o “Casa del Halach Uinik”, debido a que este era el hogar de la nobleza que habitaba el pueblo de Tulum.

Ruinas del Gran Palacio, en Tulum.
Esta estructura es grande y contiene varias habitaciones. Además, en ella se puede apreciar la representación del dios Kukulcán tallado en varias partes.

4. Casa de las Columnas

Muy cerca de la Casa de Halach Uinik se encuentra la Casa de las Columnas, que igual tiene estructura de palacio.

Este edificio está sobre una plataforma en forma de L, y en él se pueden apreciar varias columnas que todavía se conservan, y que a la vez son la razón del nombre de esta ruina.

La Casa de las Columnas, en las ruinas de Tulum.
El interior cuenta con dos habitaciones principales y una sala en el centro, donde se encuentra un santuario.

5. Templo de los Frescos

Si lo que quieres es ver un ejemplo de mural maya prehispánico en Tulum, entonces no puedes dejar pasar el Templo de los Frescos.

A esta ruina también se le conoce como Templo de las Pinturas, ya que cuenta con varias representaciones sobrenaturales de deidades, que están en forma de pinturas murales mayas donde resaltan los colores azul, verde y negro.

Templo de los Frescos, en las ruinas de Tulum.
El templo de los Frescos es de dos pisos, y se sabe que se hizo en varias etapas. Sin duda alguna es toda una demostración del arte y de la religión maya.

6. Templo del Dios Descendente

El Dios Descendente es representado como una entidad alada que cae del cielo con la cara de frente, y que parece que está contorsionado. Es una imagen muy fácil de distinguir.

De hecho se sabe muy poco acerca de este dios, y uno de los pocos lugares donde se le ve representado es precisamente aquí en Tulum, donde se piensa que fue el principal centro de culto. Por eso mismo es que este lugar es tan único en cuanto historia y cultura.

Templo del dios Descendente, en la zona arqueológica de Tulum.
Si quieres apreciar la imagen del Dios Descendente en las ruinas de Tulum, solo te tienes que ir al templo que te mencionamos y mirar hacia su entrada.

7. Templo de la Serie Inicial

Muy cerca del Castillo de Tulum puedes encontrar el Templo de la Serie Inicial, el cual es un edificio pequeño que tiene un solo cuarto.

La importancia de este templo recae en que aquí se encontró una estela del 564 d. c., la cual es anterior al propio sitio, y debido a esto los historiadores concluye que se trasladó aquí en determinado momento de la historia maya.

8. El Castillo de Tulum

Con 12 metros de altura el Castillo de Tulum es la edificación más alta y más emblemática de toda la zona arqueológica.

El Castillo de Tulum se construyó sobre roca firme a la orilla de la playa; un punto estratégico que —según los historiadores— también sirvió como un faro para los navegantes mayas, y que se iluminaba con antorchas por las noches.

Aunque se cree que esta fue su principal función no podían faltar las ceremonias religiosas que se celebraban en la parte alta del Castillo.

El Castillo de Tulum.
Así como muchos de los edificios mayas este también estaba decorado con pinturas que representaban tanto su cultura como religión, pero así como ocurre con muchas ruinas dichas pinturas ya no se pueden ver.

9. Templo del Mar

Alejado un poco del resto de ruinas hacia el sureste se encuentra el Templo del Mar, que de la misma forma que el Castillo y el Templo del Viento observa la playa.

Este templo es un poco chico, por lo que en su interior solo hay un altar. Sin embargo, ir a visitarlo vale la pena para poder admirar el hermoso mar caribe.

10. Las murallas

Y algo de lo que hablamos al principio: las murallas, las cuales rodean toda la parte central del complejo, y que es donde estaba la zona ceremonial y política.

La muralla maya cuenta con 2 torres de vigilancia y 5 accesos. Mide unos 4 metros de alto junto con unos 6 metros de ancho, y se extiende por 380 metros y 170 de ancho por todo el complejo.

No debes desaprovechar la oportunidad de tomarte fotos en la muralla, ya que es una de las partes más distintivas de la zona arqueológica de Tulum, y no es tan común encontrar murallas mayas tan bien conservadas.

Iguana en un muro de Tulum.
Algo muy característico de la zona son sus iguanas, por lo que es posible que te encuentres alguna de ellas en la muralla o en el resto de ruinas.

¿A dónde más ir?

La zona arqueológica de Tulum por sí misma tiene mucho que ofrecer, y aunque es posible explorarla en unas pocas horas en la mañana, la verdad es que lo mejor es tomarse todo un día para conocer más de ella.

De esta forma te puedes tomar tu tiempo para en la mañana conocer más sobre la historia de las ruinas en Tulum, y en la tarde pasar a la playa a bañarte.

La buena noticia es que hay todavía más opciones en Tulum —y cerca de Tulum— en donde puedes vivir experiencias igual de enriquecedoras; tal como el caso de la zona arqueológica de Cobá, Muyil y de Xelhá.

Zona arqueológica de Cobá

La zona arqueológica de Cobá se encuentra cerca de Tulum, a poco menos de medio camino hacia Chichen Itzá.

Como ya hemos mencionado en nuestros artículos, Cobá es uno de los sitios que conservan su nombre original, el cual significa “agua picada” debido a que se encuentra rodeada de 5 lagos.

Uno de los principales atractivos de la zona arqueológica de Cobá es que está en medio de la selva maya, además que tiene ruinas que incluso al día de hoy no se han descubierto. Así que esta es tu mejor opción si lo que quieres es sentirte en una exploración maya.

Una de las formas de explorar este sitio —debido a su extensión— es con bicicleta; pero también tienes la opción de aventurarte a caminar, ya que esta amplia zona puede hacerse a pie.

Otro de los principales atractivos turísticos de Cobá es subir la pirámide de Nohoch Mul, que tiene 42 metros de altura y alrededor de 120 escalones.

Pirámide de Nohoch Mul, en Cobá.
Una vez que llegues a la parte más alta de la pirámide no olvides tomarte una foto para tus redes sociales.

También te recomendamos que te prepares con bloqueador solar, repelente de mosquitos, gorra, ropa cómoda y una botella de agua para mantenerte hidratado; puesto que vas a recorrer distancias no tan cortas.

Zona arqueológica de Muyil

Al sur de Tulum en la reserva de Sian Ka’an se encuentra la joya escondida de Muyil, la cual tiene varias ruinas mayas muy interesantes.

A diferencia de Cobá no se conoce el nombre original de Muyil, y su nombre actual hace alusión a las dos lagunas que le acompañan: Muyil y Chunyaxché.

Si vas de visita a la reserva de Sian Ka’an entonces esta zona arqueológica es tu elección, ya que se encuentra dentro de la misma, además de que es una de las más importantes de todo el lugar.

¿Y qué puedes encontrar dentro? La principal ruina de Muyil se llama El Castillo; que no hay que confundir con el Castillo de la zona arqueológica de Tulum.

El castillo de Muyil.
El Castillo de Muyil es muy interesante de observar debido a que su estructura no es muy típica de la región. Este mide unos 17 metros de altura, cuenta con dos altares y en su cima tiene un templo en forma de torre.

El horario en el que puedes ir es igual de 8:00 a 17:00 horas, y las recomendaciones que te hacemos para ir son las mismas que con Cobá: usar protector solar, repelente gorra, ropa cómoda y llevar agua.

Zona arqueológica de Xelhá

Y por último, pero no menos importante, tenemos la zona arqueológica de Xelhá, la cual puedes encontrar a unos 20 minutos de Tulum yendo hacia Playa del Carmen.

Xelhá —o Xel-Há— significa en maya “entrada de agua”, y rinde honor a su nombre puesto que está muy cerca del mar caribe, y se sabe que fue un punto marítimo muy importante para los mayas.

De hecho, hoy en día hay un parque acuático con el mismo nombre en el cual puedes practicar esnórquel, hacer tirolesa, pasear por el río, disfrutar de comidas y bebidas, deslizarte por los toboganes, e incluso subirte a su faro para admirar la naturaleza que rodea al parque.

Aunque ir al parque acuático de Xelhá es una experiencia que igual te recomendamos, si quieres continuar con tu tour de historia maya, te conviene ir primero a las ruinas.

La principal ruina que puedes admirar en la zona arqueológica de Xelhá es la Casa de los Pájaros, que contiene varias pinturas murales donde se representan aves de la región.

Esta es una visita que añade mucho a tu experiencia conociendo la cultura maya. Es una oportunidad que tienes que darte si vas de paso de Playa del Carmen a Tulum o viceversa.

Tulum tiene mucho que ofrecer

Las ruinas mayas de Tulum son un atractivo turístico que no te puedes perder, pero no es lo único que tienes para explorar en esta zona.

Como ya te contamos en Todo lo que debes saber sobre Tulum, Quintana Roo, aparte de las zonas arqueológicas puedes ir a visitar alguna de sus hermosas playas, nadar en alguno de los cenotes y conocer la biosfera de Sian Ka’an.

Por eso, cuando hablamos de conocer la Riviera Maya, lo mejor es que te des varios días e incluso semanas, para que así tengas tiempo suficiente de conocer todo lo que puedas.

Y si lo que quieres es vivir la experiencia definitiva entonces te recomendamos invertir en Tulum; ya sea que decidas mudarte a tu nuevo hogar, o que lo uses como casa de vacaciones.

Si visitar la Riviera Maya es una experiencia inolvidable, entonces vivir aquí es convertir el sueño en realidad.

Invertir en Riviera ES

Suscríbete a nuestro boletín y recibe nuestros
Tips de Inversión Inmobiliaria en tu bandeja de entrada

Artículos Relacionados

Copyright Anah Bienes Raíces