English

Todo lo que necesitas saber antes de construir tu casa

Inversión

25/6/2020

Construir una casa es un tema muy importante, y más si se trata del hogar de tus sueños.

No es para menos, ya que tener una casa no solo es una necesidad, sino que puede ser un lujo dependiendo del lugar que escojas y de las amenidades que tenga.

Ya sea que vayas a construir tu casa para habitarla de inmediato, como casa de vacaciones, o que sea para tu retiro; es necesario que sepas ciertas cosas antes de empezar este proceso.

Por eso te preparamos una guía con todo lo que necesitas saber para construir una casa desde cero, para que tengas el mejor resultado posible.

1. Piensa para qué necesitas la casa

Una de las primeras cosas que debes tomar en cuenta son tus necesidades, pensar para qué vas a querer la casa.

¿La quieres para habitar? ¿Para vacaciones? ¿Para tu retiro? ¿Para rentar? Pareciera algo un poco simple, pero la realidad es que debes tener muy claro este punto si quieres que todo el proceso vaya a la perfección.

Si quieres la casa para habitar de inmediato tienes que pensar en cuántas habitaciones va a tener, cuántos baños, si tendrá patio o no, etc. Todo dependiendo de cuántas personas vayan a vivir contigo.

Si vives con tu pareja e hijos querrás que tengan suficiente espacio para cada quien, y tener zonas de entretenimiento. En cambio, si vives solo con tu pareja —o si eres solamente tú— entonces quizá quieras una casa un poco más chica y adaptada solo a tus necesidades.

Otra opción es que uses tu casa para ir a vacacionar. Esto es algo muy común en el sureste de México, ya que muchos turistas vienen cada año y prefieren tener una casa en donde se pueden quedar varias semanas.

Este caso no es tan diferente al anterior. En lo que sí tienes que fijarte es que la casa se encuentre en una zona accesible, en donde puedas ir a los principales puntos turísticos del lugar.

Lotes en Kinish.
Una muy buena opción es comprar un lote residencial, porque estos te dan acceso a muchas amenidades adicionales.

Si quieres usar tu casa para el retiro tendrás que priorizar la comodidad y la seguridad ante todo, pues este será el fruto de varios años de trabajo.

Y por último, si lo que quieres es construir para rentar entonces te conviene hacerlo en una zona con mucho crecimiento y turismo, pues en estos sitios es donde hay mayor plusvalía y siempre habrá alguien quien quiera rentar tu casa.

Igual debes considerar si te conviene más comprar una casa ya lista, en lugar de construir tu casa desde cero.

Haz una lista de ventajas y desventajas en cada caso para que analices la situación, y en base a eso decide qué es lo que mejor se adapta a tus necesidades.

2. Busca el terreno a tu medida

Una vez que ya sabes para qué quieres tu casa, viene el momento de buscar un terreno que se adapte a dichas necesidades.

Hay dos cosas que debes tomar muy en cuenta cuando estás buscando tu terreno: el tamaño y la ubicación.

Debes buscar un terreno que tenga las medidas justas para construir tu casa; tomar en cuenta si quieres que tenga un patio, jardín, si le vas a poner piscinas o algún otro tipo de exterior.

Otra cosa a considerar es el tamaño de tu familia en el futuro. Si no tienes hijos pero estás planeando tenerlos te conviene pensar desde ahorita en sus habitaciones y espacios.

De hecho, un error común es no hacer este tipo de planeación y al final tener que cambiarse de casa porque hace falta espacio, o tener que remodelarla cambiando el diseño original.

La ubicación es otro aspecto de suma importancia, porque no solo se trata de que tu casa sea lo más cómoda posible, sino que esté cerca de distintos tipos de servicios.

Lo mejor es que busques una zona segura, que cuente con hospitales, supermercados, plazas comerciales, escuelas, parques, y demás lugares que sean de tu interés particular.

Por ello te recomendamos que busques las opciones de lotes residenciales, ya que estos te aseguran todos estos servicios, te permiten construir a tu gusto y te dan mayor plusvalía.

Y si es en preventa mejor, pues la inversión será solo el mínimo.

3. Haz un presupuesto

Ya sabiendo qué tipo de casa quieres y su ubicación ya puedes empezar a hacer presupuestos.

Esta parte puede variar dependiendo de la constructora a la que acudas, ya que hay varias que te hacen un presupuesto general de todo y tú solo tienes que hacer algunos pequeños ajustes.

Es buena idea hacer tu presupuesto incluso desde antes de comprar el lote residencial, para que tengas una idea más clara de tu proyecto.

Casa de juguete encima de calculadora.
De esta forma puedes administrar mejor tus recursos, asignando la cantidad ideal para cada aspecto de la construcción, y fijando los plazos.

Nuestra principal recomendación es que no escatimes en la calidad de los materiales. Busca siempre lo más resistente, porque al final de cuentas tu seguridad es lo más importante.

Es importante que dentro del presupuesto consideres todo lo que le vas a pagar a los profesionales; como el arquitecto, el cual te ayudará con el diseño y detalles de tu casa, o tu asesor.

4. Consigue los planos de construcción

Y hablando del arquitecto, una de las cosas más importantes son los planos de construcción.

Tienes que escoger muy bien al arquitecto que te va a hacer los planos de construcción, porque de él depende que el diseño de la casa quede tal como la quieres.

Para ayudarte un poco en este proceso te hacemos las siguientes recomendaciones, para que puedas tener el mejor diseño para tu casa:

  • Busca arquitectos por internet: Revisa cuáles son los más importantes de la zona donde vas a construir la casa, ve su su sitio web, su portafolio de trabaja, las opiniones de sus clientes; todo lo que te dé una idea del resultado final que tendrás al trabajar con él.
  • Pide recomendaciones de tus familiares y amigos: Algo esencial en este tipo de proyectos es la confianza, y por eso es mejor si el arquitecto que vas a contratar ya le ha trabajado a alguno de tus conocidos. De esta forma sabes de antemano cómo trabaja.
  • Considera la experiencia en general: Este es uno de los puntos que tienen más peso, puesto que un arquitecto que ya ha tenido varios proyectos sabe cómo solucionar tus problemas de forma eficiente.
  • Considera la experiencia en la ciudad: Un arquitecto puede tener mucha experiencia en general; sin embargo, es mucho mejor si tiene varios años de experiencia en la ciudad donde vas a construir, porque estará familiarizado con el terreno y el clima.
  • Escoge 2-3 candidatos y reúnete con ellos: Así puedes comparar sus formas de trabajar, el presupuesto y ver cuál puede plasmar de mejor manera la idea que tienes para tu casa.
  • No tardes más de una semana en decidir: Analiza bien los datos, pero no te tardes mucho tiempo o tu proyecto se puede frenar.

Ya que por fin has escogido a tu arquitecto tienes que platicar bien con él, darle tus ideas, dejar que te dé soluciones y que te guíe en todo el proceso de diseño. La clave es llevar una buena comunicación con él, para que todo avance hacia la misma dirección.

5. Busca la mano de obra

Una vez que terminaste toda la planeación es hora de que busques quién va a poner la mano de obra, para hacer realidad la casa de tus sueños.

Lo mejor es que vayas con una constructora que te ofrezca todos los servicios de albañilería, las instalaciones eléctricas, de agua, la pintura y todos los acabados de la casa.

Si no sabes a qué constructora acudir, puedes pedir recomendaciones con la inmobiliaria donde compraste el lote residencial.

También debes tomar en cuenta los papeles legales que te piden para poder construir. Por lo general la constructora es la que se encarga de esta parte, para que tú hagas solo el mínimo y no tengas que preocuparte.

Dichos papeles legales dependen de la zona en la que vas a construir, así que investiga bien qué es lo que necesitas para tener todo el orden.

En caso de que no quieras acudir a una constructora tendrás que buscar cada uno de estos servicios por separado. Para contratar puedes usar el mismo criterio que usaste con el arquitecto, en base a la experiencia que tengan en la zona y su reputación.

Arquitecto viendo una casa.
No tienes que estar todo el día en la obra supervisando, pero sí debes fijarte en que se cumpla con lo que planeaste para tu proyecto.

En aspectos muy generales el proceso de construcción de una casa es el siguiente:

  • Limpieza del terreno: Primero se debe limpiar todo el terreno para que se pueda construir sin problemas. Esto implica el uso de excavadoras para sacar piedras.
  • Cimentación: Es lo que sostendrá todo el edificio y por ello es una parte fundamental. El trabajo en esta parte dependerá del tamaño de la casa y del diseño.
  • Nivelación: El nivel tiene que ver con factores de clima y terreno, y el arquitecto es quien determina qué tan alta debe de ser la casa para evitar inundaciones.
  • Instalación del agua: Desde el principio se tienen que hacer las instalaciones del agua, porque van enterradas.
  • Detalles del piso: Dependiendo del proyecto es el tipo de piso que se pone, si es de hormigón y qué tan grueso debe de ser.
  • Levantar las paredes y poner techo: Esta es una de las etapas que más dura, ya que prácticamente es terminar el resto de la estructura de la casa.
  • Revoque: Es lo que emparejan las paredes y techo tanto del exterior como del interior. Hay de varios tipos.
  • Instalaciones: Se pone la instalación eléctrica, los contactos, los focos, los lavabos, llaves, etc.
  • Últimos detalles: Aquí va la pintura y todo lo que va a embellecer tu casa.

El tiempo que lleva construir la casa depende de muchos factores, como el tamaño, los acabados y la mano de obra. Lo importante es que tengas paciencia y que sigas con el plan que creaste.

6. Personaliza tu nuevo hogar

En esta etapa tu casa ya está lista, y solo falta que le pongas la decoración, muebles y la adaptes con todas la comodidades que quieras.

Esta parte de la decoración puede ir a creatividad tuya, o si prefieres ahorrar un poco de tiempo y esfuerzo puedes contratar a un diseñador de interiores, para que le dé ese toque único a la casa.

Darle un buen ambiente a la casa es esencial para que te sientas a gusto en ella, y le suma muchos puntos si tienes pensarlo rentarla.

Mérida es el mejor lugar para tu hogar

Al principio mencionamos la importancia de buscar una buena ubicación para tu casa, en un lugar que cuente con todos los servicios y que tenga una alta plusvalía.

La buena noticia es que en México hay ciudades que tienen todo lo que necesitas, como Tulum y Playa del Carmen en la Riviera Maya, las cuales son excelentes para comprar casas y departamentos.

Pero si lo que quieres es comprar un lote residencial y construir desde cero, entonces te recomendamos Mérida, Yucatán.

Banner de los desarrollos de Anah en Mérida.

Mérida es una de las mejores ciudades de México por muchas razones, entre ellas por su seguridad. Y de hecho, en el 2019 la nombraron como la segunda ciudad más segura de toda América.

¿Y qué beneficios te da vivir en Mérida?

Todo el año puedes disfrutar de eventos culturales en el Centro Histórico, visitar los increíbles museos de Mérida, conocer sus principales tradiciones como el Hanal Pixán, ir a los distintos conciertos, y deleitarte con las exposiciones artísticas.

Mérida cuenta con una gran diversidad gastronómica. Hay muchas partes donde puedes probar los platillos típicos, como los papadzules y la cochinita pibil.

También puedes pasar un buen rato en sus distintas plazas comerciales como La Isla y The Harbor, que cuentan con cines, restaurantes, cafeterías y tiendas de marca.

Y si te gusta la playa entonces tienes la de Progreso a tan solo 30 minutos de la ciudad, por lo que puedes ir prácticamente en cualquier momento.

Lo más importante de todo es que es una ciudad con muchísima plusvalía. Muchos inversionistas expertos compran lotes residenciales en el norte de la ciudad y en unos pocos años obtienen un gran retorno de inversión.

Disfruta de tu nuevo hogar

Tener un buen hogar siempre será esencial.

Construir tu casa desde cero te permite personalizarla al máximo, e invertir en ciudades como Mérida te da acceso a muchas zonas de entretenimientos, eventos culturas, y te asegura un muy buen retorno de inversión.

Ya sea que compres una casa o un lote residencial, no hay duda que invertir en bienes inmuebles es una de las mejores inversiones que puedes hacer en tu vida.

Invertir en Yucatán ES

Suscríbete a nuestro boletín y recibe nuestros
Tips de Inversión Inmobiliaria en tu bandeja de entrada

Artículos Relacionados

Copyright Anah Bienes Raíces